Opinión

¿Dónde perdió el campeonato Ferrari?

c707fpoxuaa4t0q

Mucho se hablará de lo que dejó esta 68° temporada oficial de F1 desde que se ignauró la categoría allá por 1950. Ya que fue la primer temporada desde la nueva hera turbo híbrida en la que Mercedes tuvo que sudar para llevarse el título. Se presentó un rival inesperado por lo visto en 2016. En el que muchos no apostaban un peso. Todo parecía indicar que sería Red Bull quien le trataría de poner las cosas difíciles a los teutones. Ya que ante un nuevo cambio reglamentario ellos tenían al genio Adrian Newey para afrontarlo. Pero el nuevo Red Bull RB13 no fue de los mejores diseños del británico. Y un tal Mattia Binotto quien sustituyó al prestigioso James Allison en Ferrari desconocido y subestimado por muchos, hizo del nuevo Ferrari SF70H el mejor chasis de la grilla. Y esto lo pudimos comprobar en Montecarlo, Hungaroring o Singapur donde los bólidos rojos eran los coches a vencer.

Pero si hay algo que sigue vigente desde que se implementaron allá por 2014 estos nuevos motores turbo V6 de 1.6 Litros, es que la potencia sigue mandando en la pista por sobre la aerodinámica. Y esto será así hasta que todos los motoristas lleguen al techo de potencia que son los 15 mil rpm. Techo en el que Mercedes gira desde 2014. Y por eso dominan y siguieron dominando esta última temporada de F1.

Pero Ferrari con el mejor chasis de la grilla, con un nuevo motor mejorado y con un formidable Sebastian Vettel, pudo ponerle las cosas un poco más difíciles a los Mercedes. Logrando interponerse muchas veces en qualy entre los dos y consiguiendo 5 victorias que pudieron haber sido más.

Muchos dirán erróneamente que Ferrari y Vettel perdieron el mundial en la carrera de Singapur. Por la “mala largada” del alemán que terminó con doble abandono de Maranello y con un Verstappen arrollado que nunca levantó.

Pero la realidad es que si bien se perdió una buena posibilidad de recortar puntos a Hamilton, ahí no fue donde Ferrari perdió el mundial. Y a los puntos me remito. Hamilton ganó el mundial por 46 puntos sobre Sebastian Vettel. Celebrándolo en México en el circuito de los Hermanos Rodríguez, dos fechas antes de finalizar la temporada. Y si el domingo en Singapur de haberse mantenido las posiciones de qualy del sábado, donde Vettel fue primero y Hamilton quinto, esos 46 puntos de diferencia se hubiesen transformado con ese hipotético resultado en una distancia de 6 puntos aún a favor del inglés. Casi la misma distancia que hay entre el ganador de un Gran Premio y el segundo clasificado. Lo que no quedan dudas es que Ferrari perdió una gran posibilidad de llegar a la última cita de Abu Dhabi con Vettel como escolta del inglés a sólo una distancia de 3 puntos aún sin disputarse Yas Marina. Pero viendo como se pasearon los Mercedes en ese último Gran Premio, no me quedan dudas que de haberse definido en Abu Dhabi Hamilton también hubiese ganado el mundial porque además de terminar delante de Vettel por una gran distancia como sucedió en ese último Gran Premio, Valtteri Bottas lo hubiese dejado ganar por orden de Mercedes para asegurar el campeonato de pilotos por más diferencia.

Pero entonces, ¿donde fue realmente que perdieron el mundial Ferrari y Vettel? En la humilde opinión de este narrador, tanto Ferrari como Red Bull y el resto de equipos, vienen perdiendo con Mercedes en el motor. Arma fundamental para dominar hoy en día. Ya que ningún equipo aún logra igualar la potencia del motorista alemán. Ferrari esto lo entendió e intentó recortar algunas décimas más con la última especificación que llevaron en Malasia. Que fue un fiasco por la poca fiabilidad, un poco entendible no habiendo test para probar. Esa carrera el sábado Vettel con opciones de pole y victoria tuvo que largar desde el fondo. Y Raikkonen que tenía todo para ganar el domingo ni siquiera pudo largar ni ayudar a su compañero para terminar delante de Hamilton. En la carrera siguiente en Japón, Vettel largando segundo tuvo que abandonar otra ves por problemas de motor. Ahí fue donde Vettel y Ferrari perdieron el mundial. En Malasia primero y en Japón después por la poca fiabilidad de su última especificación de motor. Se aplaude igual la valentía de los italianos que entendieron siempre donde estaban perdiendo con los alemanes: en la potencia. Y decidieron llevar su mejor versión sin test para probar en una doble definición que no resultó como esperaban, pero que supieron entender en donde deben mejorar para poder disputar el mundial de 2018.

Click para comentar

Debes estar logueado para poder dejar un comentario Iniciar sesión

Dejar un comentario

Más Vistas

Territorio F1 © 2016 Todos los derechos reservados. Powered By Estudio Poligono

Ir arriba